Último Extremadura Noticias
El Huerto de Renato

El Huerto de Renato

Crema de tomate con tempura

Crema de tomate con tempura

Cazadores de Lances

Cazadores de Lances

Entre hilos y anzuelos

Entre hilos y anzuelos

Marcelo Pacheco y Juan Frutos

Marcelo Pacheco y Juan Frutos

Fuente del Arco

Fuente del Arco

Plan de Empresa

Plan de Empresa

Reportajes

Un fósil crucial

Un fósil crucial

Aparentemente, se trata de subir una colina en el extremo oriental de Extremadura. Pero este es un ascenso con un curioso destino, pues el objeto al que se dirige ni es lo que fue, ni estaba aquí cuando empezó su historia. La deriva continental lo trajo, y los procesos físico químicos lo formaron, trasmutando vida en orca. Si cada paso nos condujera un millón de años atrás, tendríamos que dar más de quinientos, hacia otro planeta que estuvo en éste, hasta el momento remoto en que lo que hoy buscamos fue un arrecife oceánico lleno de vida, unos 545 millones de años atrás...
Las fuentes de Cáceres

Las fuentes de Cáceres

El Lince con Botas atina a juntar más de un sentido de la palabra "fuente" para ilustrar un inventario de las construcciones públicas relacionadas con el manantío y el uso de las aguas de una pequeña ciudad de provincias, que nació y subsistió gracias a ellas y que en cuanto se creyó grande procedió a su abandono, descuido y renuncia, con alguna mínima excepción. Una capital de provincia sin río es algo que se aparta de la regla general, una circunstancia capaz de producir extrañeza o admiración. En este caso particular ni una cosa ni otra, a pocos les importa, como tampoco el destino de sus aguas fundadoras.
Regreso al abrilongo

Regreso al abrilongo

Admira ciertamente el lince con botas la tenacidad y no olvida que, en las encrucijadas, a veces es el sendero más estrecho es el que conduce a la cima, y no el amplio e iluminado que tienta con su esplendor. Vuelve, tras cinco años de su primera visita, a las huertas del Abrilongo y aunque encuentra al río triste, halla que el hombre convertido en hortelano medita, persevera, aprende a distinguir unas iluminaciones de otras y a valorar en su justa medida el sentido de su necesidad, que no se confunde con su sencilla ilusión. Ya sin el ardor primerizo y ante la verdad de vivir, mide seriamente los peligros e invierte en novedades que conviertan a estas huertas en lo que ya son: los prodigios que se obtienen de la tierra fértil y el agua limpia...

Archivo

Pixel

Utilizamos cookies para medir las estadísticas de visita a nuestro portal.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede consultar información acerca del uso que hacemos de las cookies pulsando en "Más información".